Fragmento

Definición La espasticidad es un desorden motor caracterizado por un incremento en reflejos tónicos de estiramiento dependiente de velocidad, con reflejos tendinosos exagerados, resultado de la hiperexcitabilidad del reflejo de estiramiento como un componente del síndrome de neurona motora superior (Lance, 1980). Los pacientes con espasticidad tienen un alto riesgo de tener cambios reológicos que llevan a contracturas y deformidades dolorosas de las extremidades. La meta principal del manejo de la espasticidad es prevenir cambios irreversibles en el tejido blando y contracturas tendinosas manteniendo la longitud muscular y el posicionamiento normal de las extremidades. Las opciones terapéuticas van desde un manejo conservador hasta medidas agresivas incluyendo terapia física y ocupacional, medicamentos orales e intratecales, cirugía, denervación química focal con fenol, alcohol así como toxina botulínica. La terapia es dictada por la duración, distribución y severidad del problema. El manejo de la espasticidad está dirigido por las necesidades del paciente y las metas funcionales a largo plazo. La evidencia de la efectividad para el manejo de la espasticidad con toxina botulínica ha sido ampliamente demostrada. Existen 11 estudios clase I que hablan de la efectividad de la toxina botulínica tipo A y tipo B en espasticidad de extremidades superiores en adultos, cuyo objetivo primario fue la reducción del tono muscular. De la misma manera se han encontrado tres estudios que tienen todas las características para ser clase I para el manejo de la espasticidad de los miembros inferiores, encontrándose de la misma manera mejoría en el tono muscular.

Palabras clave:

2009-05-19   |   3,105 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 10 Núm.2. Marzo-Abril 2009 Pags. 112-121 Rev Mex Neuroci 2009; 10(2)