Top de autores

Viernes 19 de diciembre 2014   BUSQUEDA
   
   
González Escareño María Fernanda.
Un día en silla de ruedas
Rev Hematol 2011; 12(2)  : 112-116

Fragmento
 

María Fernanda González-Escareño tiene 15 años y tuvo leptomenigitis leucémica que le causó paraplejia y de la que se ha recuperado. Este cuento obtuvo el primer lugar en la categoría A2 del concurso: “La capacidad de la discapacidad”, organizado porel Consejo Nacional para las Personas con Discapacidad (CONADIS), el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA) y el Instituto Cultural de Aguascalientes, donde vive María Fernanda. Ella autorizó su reproducción.

Fernanda era una niña muy bonita, con una virtud muy grande, ilusionada y con muchas ganas de sobresalir; le encantaba ir a la escuela y practicar tae kwon do, salir con sus amigos y, como a cualquier chica de su edad, divertirse. Había tenido cáncer y había logrado superar esa enfermedad.

Lo que más quería en el mundo era a su familia, su papá y su mami, sus hermanos, entre los que tenía una hermana pelirroja llamada Noemí: una niña muy inteligente y testaruda, pero de buen corazón (la más pequeña de los tres tenía 10 años). Jorge, su hermano mediano, era pecosito y muy guapo, tenía 11 años. Tenía, además, un perrito llamado Popi.


Palabras clave:
Este artículo ha sido visitado 167 veces.
   
Abril-Junio
Números anteriores

 
Indice

Lo más leído