Top de autores

Martes 02 de septiembre 2014   BUSQUEDA
   
   
.
¿Vacuna contra el SIDA?
Rev Cubana Med Gen Integr 1995; 11(4)  :

Completo
 

El síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) es una calamidad y tal y como sucede, un fármaco satisfactorio todavía no es visible y la vacunación enfrenta numerosas y diversas dificultades a pesar de existir un esfuerzo investigativo único hacia una mejor comprensión de la enfermedad.

Los obstáculos principales en el desarrollo exitoso de las vacunas son, la enorme variación antigénica de los retrovirus, por una parte, y la trasmisión del virus de inmunodeficiencia humana directamente desde una célula a la otra mediante la fusión. En consecuencia, los anticuerpos presentes en los líquidos del cuerpo no tienen oportunidad de inactivar el virus, sin embargo, estas dificultades no han sido razones suficientes para abandonar la idea de utilizar la vacuna; varias candidatas (15 hasta el momento) se han desarrollado con estas limitaciones y se apoyan principalmente en los péptidos relacionados con el virus de inmunodeficiencia humana, preparados por ingeniería genética o por la síntesis química, son éstos los caminos a los que más se recurre, en comparación con el empleo de los retrovirus activos integroatenuados o neutralizados. Otra vía consiste en utilizar un virus activo diferente y relativamente inocente como el canavipox para llevar las proteínas del virus de inmunodeficiencia humana hacia el interior de las células.

Uno de los aspectos que más preocupa es la tremenda variabilidad en la secuencia de aminoácido de la proteína viral, no obstante, existe un marco más o menos constante dentro de esta área; una posibilidad radica en que una mezcla de diversos marcos podría ofrecer inmunidad contra la mayoría de los virus de inmunodeficiencia humana.

Otra gran preocupación radica en si la inmunidad puede ser un éxito frente a un virus que penetra dentro de un cuerpo humano ya oculto dentro de una célula. El entusiasmo limitado que generaron las pruebas iniciales con vacunas, se ha disminuido de manera considerable por el hallazgo de que los anticuerpos preparados en voluntarios contra una vacuna relacionada con un virus de inmunodeficiencia humana específico, a pesar de que neutralizan eficazmente el virus original, no inactivan los virus aislados de varios pacientes con el SIDA.

Mientras tanto, existen cada vez más evidencias de que los anticuerpos neutralizantes no constituyen una protección adecuada frente a la infección del virus de la inmunodeficiencia humana y varios estudios que se han realizado recientemente sugieren que la protección resulta posible y puede estar mediada por la inmunidad mediada por células en lugar de anticuerpos.

Por ejemplo, una pequeña población de prostitutas en Naerobi parece estar protegida y continúa siendo seronegativa y estando libre de la enfermedad, a pesar de la repetida y constante exposición al virus de inmunodeficiencia humana.

Además, un número significativo de individuos seronegativos han sido identificados en cada grupo de riesgo conocido que sigue siendo seronegativo al VIH y continúan estando libre de la enfermedad, pero muestran una fuerte inmunidad mediada por células al VIH.

Existe una reciente conciencia entre los científicos que se dedican a la investigación del SIDA, de que la inmunidad mediada por célula, podría ser la defensa crucial frente al VIH y que quizás pueda hacerse algo para mejorarla.

Fuente: Vaccine against AIDS? Editorial Lancet 1994;343(8896):493-4.


Palabras clave:
Este artículo ha sido visitado 460 veces.
   
Octubre-Diciembre
Números anteriores

 
Indice

Lo más leído